Nº. 1 of  61

W.W

The Erotic Masked (usease, El Erotico Enmascarado)

HOMBRE 1.- Romeo puede ser una ave y Julieta puede ser una piedra. Romeo puede ser un grano de sal y Julieta puede ser un mapa.

—Federico García Lorca - El público

AÑOS 90. NACIMOS PARA SER ESTRELLAS - LA TRISTURA

Klaus–– El mundo ya se ha acabado.
Después de los años noventa ni una película,
ni un libro,
ni un solo verso que importe.
Los años 90 un buen final.
Empezaban tan bien los años 90:
caía el muro de Berlín.
Acababan tan bien los años 90:
caían las torres gemelas.
Y te pusiste a llorar
cuando cayó el muro de Berlín.
Y te entró la risa
cuando cayeron las torres gemelas.
Y te quedaste delante del televisor
esperando el tercer avión.
Y saliste a la ventana
a ver si caían aviones a nuestro lado,
pero ese día no cayeron aquí.
Nos guían las catástrofes
y somos protagonistas viendo la catástrofe.
Necesito una catástrofe
para recordarla en unos años
y pensar que era joven.

Éramos tan jóvenes cuando cayeron las torres gemelas,
éramos tan jóvenes cuando cayó el muro de Berlín.
Necesito otra catástrofe de verdad,
una que me haga llorar
cuando me acuerde de ella.

Caerán los aviones y no harán ruido,
caerán los aviones
y de una vez
reconoceremos que así está mejor:
un muro y dos torres,
un buen final.
Pero entre el muro y las dos torres:
nada,
sólo se alargaba el final.
Ahora lo sabemos,
ahora podemos verlo.
Los años noventa: un muro y dos torres,
un buen final.

(Source: ghettuan)

(Source: fake-patois)

italdred:

F07 (by JVBorgman)

(Source: italdred)

arsvitaest:

Robert Farber, Seeing Montana, 1992

arsvitaest:

Robert Farber, Seeing Montana, 1992

(via on-mind)

(Source: INFAMOUSGOD, via thinkdiana)

Me gustaba ese viejo ratón blanco que había nacido, según él, en un laboratorio de la superficie. Allí la luz es cegadora, decía, tanto que los moradores del exterior ni siquiera la aprecian. ¿Tú conoces las bocas de las alcantarillas, Pepe? Sí, alguna vez he estado allí, le respondía. ¿Has visto, entonces, el río al que dan todas las alcantarillas, has visto los juncos, la arena casi blanca? Sí, siempre de noche, le respondía. ¿Entonces has visto la luna rielando sobre el río? No me fijé mucho en la luna. ¿Qué fue lo que te llamó la atención, entonces, Pepe? Los ladridos de los perros. Las jaurías que viven en las orillas del río. Y también la luna, reconocí, aunque no pude disfrutar mucho de su visión. La luna es exquisita, decía el ratón blanco, si alguna vez alguien me preguntara dónde me gustaría vivir, contestaría sin dudar que en la luna.

El Policía de las Ratas, Roberto Bolaño

Nº. 1 of  61